La tragedia ocurrió el 24 de marzo de 2015, en el sureste de francia. Любиц, el segundo piloto en el vuelo de barcelona a dusseldorf, deliberadamente, comenzó el descenso de la nave y lo dirigió a la montaña. Murieron todos de 150 personas a bordo.

El desastre se convirtió en el motivo para una larga investigación en alemania examinan los pilotos de la aviación civil para la admisión a los vuelos. Se suponía que Любиц ocultaba sus problemas de dependencia con el empleador.

Después reveló que él tenía la tendencia al suicidio, se observó a psicólogos, tenía problemas en su vida personal, tomaba antidepresivos, sin embargo, la línea aérea no sabía nada acerca de los problemas de su empleado.

Según Reuters, dos semanas antes de ello, el médico recomendó Любицу pasar el curso del tratamiento. La agencia ap pasa, que esto no era una recomendación, y el destino.

También art informa que, de acuerdo con el francés de investigación para los pilotos recomendó limitar la acción de secreto profesional de los médicos en la parte de su bienestar psicológico.

Los expertos que han publicado un informe final sobre los resultados de la investigación, han descubierto que en diciembre de 2014 el Любица se observaron síntomas de la enfermedad mental, él sobre este asunto en varias ocasiones a los médicos. Sin embargo, el doctor no prestaron mucha la debida atención y no han informado sobre estos síntomas a las autoridades aeronáuticas.

En una carta de su médico, se envía a principios de marzo, Любиц se quejaba de problemas graves de índole psicosocial relacionados con el deterioro de la vista. "La longitud máxima de sueño de la noche es de dos horas (sin embargo, en los últimos tiempos y es una rareza). Me temo que voy a seguir слепнуть, y los pensamientos sobre la visión no salen de mi cabeza, debido a este estrés no puedo a dormir mucho", — citaban alemanes de los medios de comunicación.