Acostumbrados a la pantalla táctil de los niños con la sorpresa señalan que en el juego hay que pulsar el botón, la imagen no es de color, el lobo de freno, y de hecho es "el viejo juego de".