Después de analizar una serie de factores y minerales de las muestras, los investigadores llegaron a la conclusión de que la extinción de ихтиозавров de 94 millones de años atrás produjo un cambio brusco en el clima.

Como resultado de las profundas zonas de los océanos, donde habitaban los reptiles, se han quedado prácticamente sin oxígeno. La consecuencia de ello fue la modificación de hábitats ихтиозавров, que llevó a la hambruna y a la baja supervivencia de su descendencia.

Los investigadores señalan que la extinción de estos reptiles ha pasado bastante rápido. Junto con ellos, víctimas del cambio climático de acero y otros organismos. Durante varios cientos de años nicho ихтиозавров ocuparon мозазавры parientes modernos варанов.

Ихтиозавры aparecieron 248 millones de años atrás. En gran medida, se parecían a los tiburones y se los vivíparos. La longitud media de ихтиозавра no supere los cuatro metros.