En cifras absolutas, la más alta tasa de fecundidad en el año 2014, se registró en francia: por cada mujer en promedio representaron el 2,1 hijos. Seguido de irlanda (1,94), suecia (1,88) y reino unido (1,81). De los peores indicadores de la política demográfica se observaron en grecia (1,30), en chipre (1,31), en españa y portugal (1,32 en ambos países). En promedio, en europa cada dos mujeres tiene tres hijos.

Analizando la dinámica de los procesos, Eurostat señala que el más potente de la generación del baby-boom se produjo en los últimos años en letonia: en el 2001 tasa de fecundidad en el país fue de 1,21, en 2014-m – ya 1,65 ( 0,43). En otras regiones del báltico, la procreación ha progresado de forma no tan rápidamente: lituania ha mejorado sus cifras en 0,34 puntos (a 1,63), estonia - 0,22 (hasta 1, 54).

Letones de las madres también se consideran unas de las más jóvenes de europa. Una mujer en nuestro país, da a luz al primogénito en 26 años. Para comparar: en italia, españa, luxemburgo y grecia señoras reflexionan sobre los niños sólo en la edad de 30 años.